11 jun. 2014

Todo va a estar bien...

Fueron varias las ecografias que confirmaron que mis bebés evolucionaban bien. Al ser un embarazo de alto riesgo, tenia que hacerme una eco cada quince dias. Mi marido me acompañaba siempre, a pesar de tener que perder ese dia de trabajo.
Un dia llegué a la consulta de la gine para hacerme otra eco. A pesar de ser siempre muy positivos, una noticia negativa también nos puede hacer flaquear, al menos por un momento.
La gine me dijo que uno de los bebés estaba recibiendo mas sangre que los demas. Me asusté bastante, pero en seguida me di cuenta de que, si yo me venia abajo, quién iba a animar cada dia a los bebés con palabras positivas, planes para el futuro y canciones y sonrisas para alegrarnos mas el dia a dia de un embarazo tan complicado?. No me lo podia permitir!.
La gine me dijo que debiamos esperar para ver como evolucionaba todo, que en muchos casos el Sindrome de Transfusion Feto-fetal se estabiliza y no va a mas y no pasa nada. Me dijo que no me preocupara, que ibamos a esperar juntas. A partir de ese momento, tendria que hacerme una eco semanal.
Mi marido es autonomo, asi que cada vez que falta al trabajo es un dia que no cobra, y tampoco nos lo podemos permitir. No pasamos necesidad, gracias a Di*s, pero tampoco podemos permitirnos eso.
El hospital al que voy me pilla un poco lejos de casa. Si voy en tranvia, tardo mas o menos 45 minutos en llegar. Es el mejor hospital de la ciudad y como ya estuve alli haciendo el prenatal de mi segundo hijo, Samuel, no queria cambiar. El trato que nos dan los profesionales es exquisito, es una auténtica maravilla.
El hecho es que tendria que ir yo sola a las ecos a partir de ese momento, quitando algun dia que mi marido me pudiera acompañar.
Vivir en un pais tan lejos de familiares y amigos intimos es bastante duro a veces. Ya no por la ayuda que puedan prestarnos, por ejemplo, quedandose con Samuel mientras yo voy al hospital, o recogiendo q Ricardo del cole cuando a mi me sea imposible. La mejor ayuda que pueden ofrecer es la compañia, sin duda alguna. Y eso, en la distancia, pues imaginaos lo complicado que es. Por eso quiero aprovechar para pediros un favor. Si alguna de vosotras tiene un familiar fuera, llamadla de vez en cuando, aunque sea una vez al mes, para que esa persona sepa que no esta sola. Tampoco sobran los mensajes en alguna red social, o un correo eléctronico. No sabéis lo mucho que puede llegar a significar.

La gine me dijo que esperariamos las dos, que no dejara de ser asi de positiva porque eso me ayudaba mucho.
Solo pude responderle de una forma:
"TODO VA A ESTAR BIEN".

2 comentarios:

  1. No sabes como te entiendo y como me gustaria que mis seres queridos leyeran esta entrada tuya, y se dieran cuenta de lo solos que nos podemos llegar a sentir. En mi caso ni siquiera recibo visitas de familia, ni siquiera para mi parto vino mi familia (solamente mi suegra y gracias)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes qué te digo, Yaiza? que ellos se lo pierden!. A pesar de que es dificil salir adelante "solas", siempre lo conseguimos y eso es exactamente lo que nos hace mas fuertes. Piensa que después de todo, nadie puede darse palmaditas en la espalda por haberte sacado las castañas del fuego porque las sacaste tu sola. Asi no le debes nada a nadie ;) Siempre, hacia adelante!! por mucho que nos cueste!! Un abrazo!

      Eliminar