24 jun. 2014

PRIMERA ECO DESPUES DEL ALTA

Nervios. A pesar del positivismo y las esperanzas que tengo de que todo va a salir bien, no puedo evitar ponerme nerviosa cada vez que voy a hacerme una ecografia.
Me desperté a las cuatro de la mañana, me levanté para ir al baño y regresé a mi cama. Cuando la alarma del movil de mi marido toco a las cinco en punto, me levanté para acompañarle en el desayuno. Me tomé un vaso de leche con cacao fresquito.
Un poco antes de las seis, cuando mi marido salia para ir a trabajar, yo ya llevaba unos minutos tumbada en mi cama intentando descansar otro rato. Me quedé dormida.
A las ocho en punto toco la alarma que me recuerda a diario que me toca tomarme la pastilla para las contracciones, asi que ya me levanté. Unos minutos después ya estaba levantado mi hijo Ricardo y, poco después, Samuel.
Desayunamos tranquilos y vimos los dibujos animados.
Cada mañana me despierto con la obsesion de sentir a los triges moverse en mi interior. Es dificil distinguir quién de ellos se esta moviendo y a veces ni siquiera soy consciente de si se mueven los tres. Aun asi, sentir algun golpecito me alivia bastante.
Recién despierta es raro que se muevan, normalmente los noto cuando desayuno.
Como mi marido no trabajo en toda la semana pasada por mi ingreso, no quise que también faltara ahora para llevarme a la ecografia. Asi que me acompañaria la tia de mi padre.

Habiamos quedado a las 10:45am en la via del tranvia que teniamos que coger hacia el hospital. Llegué un poco antes, a las 10:35am, y ella ya estaba alli. Y menos mal que fuimos con tiempo, porque pocas estaciones después de que hubieramos cogido el tranvia, el conductor cambio de numero de tranvia, por lo tanto, se desvio de trayecto, y ni nos aviso ni nada. Tuvimos que bajar y caminar un poco hasta la estacion de metro mas cercana para coger el metro hasta el hospital. El metro queda un poco retirado del hospital, asi que tuvimos que caminar un poco. Y a mi con el miedo que me da caminar debiendo estar en reposo... solo iba pensando en mis triges y rezando para que esa caminata no nos estuviera afectando.

Por fin llegamos al hospital. Nada mas entrar hay que sacar el ticket para ser atendido en recepcion y ya desde alli te mandan a una u otra sala de espera de las cinco que hay. Mientras esperaba mi turno, salio mi ginecologa, pero no la que me hace las ecos, sino la que se encarga del peso, los analisis y demas. Me vio y vino directamente a saludarme y a interesarse por mi estado. Nunca antes habia conocido una ginecologa tan cariñosa y atenta. Teniendo en cuenta que vino a visitarme cada mañana que estuve ingresada, es de agradecer. Me dijo: "He visto que tenemos cita pasado mañana. Para qué? tengo que hacerte analisis o algo?", le dije que no tenia ni idea. Me dijo que esperara un momento que iba a buscar mi dossier y me iba a hacer los analisis o lo que fuera que me tocara, para no tener que volver otra vez en dos dias con lo cansativo que me resulta ir hasta alli. Pero no encontro el dossier y, de todos modos, le dije que el miércoles igual tendria que ir al hospital porque tenia cita con la asistenta social, asi que no era necesario.
Llego mi turno. Me mandaron, como casi siempre, a la sala de espera numero cinco, al fondo del pasillo.
Mientras esperaba alli, aparecio el profesor Jani, el que me opero. Estaba hablando con un matrimonio pero les pidio permiso para venir a verme. Me saludo tan cariñoso como siempre y me dio un apreton de manos tan calido y fuerte que hasta me dolio jejeje. Le respondi apretando yo también mi mano. Me pregunto como estaba todo y le dije "Yo pienso que bien". Me sonrio. El profesor Jani tiene una forma de ser y una mirada de esas que te hacen estar protegidas. Cada vez que le veo me invade una sensacion de ternura, de esperanza, de proteccion...
A los pocos minutos salio la enfermera llamandome. Habia llegado el momento de la ecografia. Uf!.
Cuando entré ya sabia que no encontraria a mi ginecologa, me habian avisado de que estaba enferma. En otras circunstancias  probablemente no me hubiera importado anular esa cita y esperar a que mi gine se recuperase para que me hiciera ella la eco. Pero teniendo en cuenta mi situacion y la de mis triges, no podia esperar ni un minuto en saber si estaban todos bien.
Cuando entré estaba la enfermera, una ginecologa que jamas habia visto y una estudiante. Lo primero que me dijo la ginecologa fue que con los dos litros de liquido amniotico que me habian sacado en la cirujia, junto con un analisis de sangre mio y otro de mi marido, habian hecho los analisis cromosomicos, asi nos ahorrabamos una amniocentesis. Me dijo que los resultados eran muy buenos, que no habia riesgo alguno. Respiramos aliviados.
Empezo la eco. Mi primera pregunta en la cabeza era "estan los tres vivos?". Sin decir nada, fue la primera respuesta que obtuve. "Estan vivos los tres". En ese momento respiré tranquila y disfruté de la eco. A pesar de estar los tres bien, tenia que esperar para ver como iban las cantidades de liquido amniotico y tal. Fue observando todo con muchisima atencion y me iba contando paso por paso lo que iba mirando. Pero era tan dificil observarles de lo mucho que se estaban moviendo! jejeje. No paran!.
Al final todo estaba bien. De 22 semanas y 5 dias, mis triges estaban bien. "Primero" sigue teniendo mas liquido que los demas a pesar de haberle sacado dos litros en la cirujia, pero esta dentro de los limites. "Segundo" tiene, segun las palabras de la gine, una cantidad de liquido amniotico perfecta. Y "Tercero" tiene menos que los demas pero bien. Estaba todo bien, como en la anterior ecografia, y eso me dejo muy pero que muy aliviada y con mas esperanza si cabe.
"Ve a orinar y vuelve, que te voy a hacer una eco vaginal para ver el cuello del utero", me dijo. Habia orinado justo antes de entrar a la eco, pero como llevabamos alli una hora, ya se habia llenado de nuevo la vejiga jejeje. Oriné y volvi.
La estudiante se puso a hacer la eco vaginal y llamo a la gine: "No veo nada". La gine miro y miro y por fin se dio cuenta de que no se veia nada porque llevaba puesto el pesario. "Llevas un pesario?", "Si". "Por eso no se ve, porque hay que introducir mas para poder ver con claridad". Me dolio un poco, pero completamente soportable, vamos, poca cosa. La estudiante le pregunto a la gine como se podia saber con el pesario puesto si ya se iba a ver bien la imagen, y la gine le contesto que si habia visto que yo me habia quejado al introducir el aparato. Esa es la señal de que ya se puede ver, cuando a la mama le duele. Le dije "mira que amable", y todas nos reimos.
Todo estaba bien, gracias a Di*s.

Sali de la consulta tranquila, aliviada, con mas esperanzas, mas positivismo y los triges bailando dentro de mi vientre. "Segundo" es el mas tranquilo. "Primero" tiene ratos. "Tercero" es un no parar, creo que me va a salir bailarin, jejeje.

Proxima visita a la gine, miercoles 25 de junio, a las 10:15am. Creo que ya me toca hacerme analisis de sangre, pero como estuve ingresada y me hicieron de todo no sé si tendran que hacerme mas. Y a las 11 tengo consulta con la asistenta social del hospital para solicitar ya la ayuda economica unica por nacimiento, que pensando en que tenemos que cambiarnos de casa y hay que comprar muebles, nos va a venir de maravilla!. Se supone que se solicita a los seis meses de embarazo y la entregan a los siete, un mes después. En mi caso la vamos a solicitar un poco antes, a ver si hay suerte y me la ingresan a los seis meses y medio para ganar un poco de tiempo y tener todo preparado para la llegada de los triges.
Ya os contaré.

5 comentarios:

  1. Que bueno que todo este bien con los triges! mucha suerte mañana con la asistenta social!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Wanda! un abrazo!

      Eliminar
  2. Que maravilla que dentro del hornito sigan perfectos esos bollitos!!!:) que ganas de verlos! Espero que sigas cuando esten los triges por aqui!! Un besazo guapa, un besazo a los 7!!!! Te sigo,, muack.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana, soy una mami de trillizos que cumplen 7 meses la próxima semana. a diferencia de tu caso, en el mío había 3 bolsas por lo que el problema de la transfusión feto-fetal no lo tuve. Ingresé de 29 semanas con el cuello del útero casi borrado por contracciones casi imperceptibles, estuve ingresada 5 semanas por riesgo de parto prematuro con tratamiento para parar las contracciones y en reposo absoluto, mis peques nacieron de 34 semanas y geniales!!!!
    Eres una valiente y todo va a salir genial, intenta estar relajada y háblales y cantales mucho, ellos te escuchan y cogen toda la fuerza del mundo.
    Te seguiré leyendo, tienes todo mi apoyo y desde aquí, desde Sevilla, te mandó muchísimo ánimo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Estoy super enganchada, espero que todo siga tan bien como hasta ahora y que los gines sigan alucinados! ;)

    Tienes unas sorpresas en mi blog en forma de premios virtuales!! http://mimmuma.blogspot.com.es/2014/06/4-premios-para-el-bog.html

    ResponderEliminar