11 jun. 2014

Perdiendo la vergüenza.

Ni mi marido ni yo somos de pedir ayuda a terceras personas.
Viviendo lejos de nuestros paises y seres queridos hemos aprendido a sacarnos las castañas del fuego nosotros solitos. De hecho, nos hemos dado cuenta de que cuanto menos sepa la gente de nuestra vida, mejor. Fijaos, y aqui estoy... jejeje.

El hecho es que pensar en lo que se nos viene encima con la llegada de los trigemelos es inevitable. Por mas que vayamos viviendo el dia a dia sin querer mirar hacia adelante y preocuparnos por superar los dias conforme van llegando, es inevitable pensar que cuando nazcan los triges nuestra vida va a cambiar muchisimo.

No sé qué estaria pasando por mi cabeza si este embarazo lo hubiera tenido en España. Que si, la familia se presta a ayudar, pero al fin y al cabo cada uno tiene su casa, su trabajo, su vida, y es logico que no estarian pendientes de mi y los niños las 24 horas del dia los siete dias de la semana.

Aqui por tener tres bebés a la vez me dan dos ayudas tremendamente buenas y necesarias. Una de ellas es una asistenta para ayudarme con la limpieza de casa, cuatro horas diarias, cindo dias a la semana.
La otra es una puericultora de siete de la mañana a seis de la tarde, para ayudarme con los bebés. Ambas ayudas durante tres años, hasta que los nenes empiecen el colegio.
La verdad es que aun no tengo las ayudas pero ya las agradezco. Es un alivio enorme saber que voy a poder contar con ellas.También es un alivio para mi familia y amigos intimos, que sé que estan preocupados en ese sentido.

A pesar de no ser partidarios de pedir ayuda, la situacion nos ha cambiado ese punto de vista.
Siendo conscientes de lo dificil que va a ser salir adelante, sabiamos que era necesario recurrer a la gente que nos quiere.
De hecho, a cualquier mami que tenga una situacion mas o menos complicada, la invito a hacer como yo y perder la vergüenza.

Sé que mis hermanos estarian cantados de ayudar, mis amigas mas intimas estaban deseando aportar su granito de arena... en una situacion asi son muchos los que se ofrecen a echar una mano. Y todo eso hay que aprovecharlo!. A ver, yo creo que siendo adultos como somos seria una tonteria sentir vergüenza a estas alturas y siendo consciente de nuestra situacion. Asi que no he dudado ni un minuto en recibir de buena gana toda la ayuda que se me estaba ofreciendo.

En España ahora se esta haciendo, pero yo no lo conocia. Aqui en Bruselas es algo normal. Son las famosas "listes de naissance", listas de nacimiento, que es como una lista de boda pero para bebés.
El hecho es que estando embarazada de Samuel, una de mis primas de las que viven aqui, me lo comento. El caso es que me daba vergüenza hacer una lista de nacimiento para mi hijo y acabé por no hacerla.
Pero ahora que espero a mis triges, pues qué queréis que os diga, todas las ayudas son pocas!. Asi que fui a una tienda que me gusta mucho y coloqué la lista para mis bebés.
Que por cierto, si alguna la hace, no os preocupéis y pedid todo lo que podais!. Jejeje. Es lo que yo digo, solo he pedido cosas que realmente me haran falta, no he pedido ninguna chorrada. Y tampoco obligo a nadie a comprar, yo lo comuniqué a mis seres queridos y quien ha querido comprar ha comprado, quien no ha querido no lo ha hecho y no pasa nada. Soy consciente de la crisis que castiga nuestro pais, asi que no pasa nada porque alguien no haya podido ayudar, no es una obligacion. Yo agradezco enormemente a todos los que han y estan colaborando.
En total me salieron 21 articulos, de los cuales 10 estan ya pagados y 8 reservados. Y coloqué la lista no hace mucho tiempo!. (Ahora os pongo otro post con los articulos que pedi para que os hagais una idea).

Unas conocidas mias de aqui que han tenido ninos hace unos meses se han ofrecido a pasarme toda la ropita que ya les ha quedado pequeña a sus hijos. He aceptado encantadisima!.Eso que me ahorro!. Jejeje. Y lo acepto sin vergüenza ninguna. En realidad ni siquiera se me pasa por la cabeza el hecho de que hay gente que te ofrece la mano para luego hacerlo publico para que la gente le vaya dando palmaditas en la espalda. Si alguien lo hace por ese motivo y eso le hace feliz, pues que lo haga, al fin y al cabo cada uno queda por lo que es y demuestra lo que son por sus hechos. Yo recibo cualquier ayuda con toda mi gratitud, bien lo sabe Di*s, y lo que hagan o dejen de decir después los "ayudadores", en su conciencia esta.

Asi que, aprovechad todas las ayudas que se os ofrezcan y si encima tenéis a la familia cerca o los amigos, contad con ellos siempre que lo necesitéis.
Mucha gente se excusa en la crisis, pero no todas las ayudas son economicas!. A mi por ejemplo me vendria genial tener un familiar cerca para que viniera a hacerme la comida a mi casa cuando me den de alta después del parto. Ademas, el parto va a coincidir mas o menos con la entrada al colegio el 1 de septiembre. Si Di*s quiere y aguanto lo maximo, la primera semana de septiembre seria mi semana 33 de embarazo. Asi que no me vendria nada mal tener una ayuda de alguien que me llevara a los niños al cole y los recogiera, al menos las primeras semanas.

En fin, que yo voy a echar mano de toda la ayuda que pueda y vosotras deberiais hacer lo mismo. Al fin y al cabo, por mucho que nos hagamos las fuertes y las valientes, también sufrimos, nos cansamos y necesitamos una mano amiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario