11 jun. 2014

La ginecologa española

Un viernes fui al hospital para una eco. Mi gine de las ecos no trabaja los viernes, asi que ese dia me tocaba con otra que no conocia. Pero bueno, no me sento mal, la verdad, no me importaba que me hiciera la eco otra gine en un caso excepcional.
Ese dia me acompañaba la tia de mi padre, una señora de mas de sesenta años que me quiere mucho y esta loquita con mis triges. Me acompaño porque Ricardo no podia faltar en el trabajo ese dia y necesitaba que ella viniera conmigo para vigilar a Samuel en la consulta.
Cuando nos enteramos de que la ginecologa era española nos dio mucha alegria. Siempre es una alegria encontrarse a un compatriota lejos del pais de uno, y esta vez no fue diferente.
Cuando entro, la saludamos en castellano para que supiera que podiamos comunicarnos con ella perfectamente, porque aunque nos defendemos en francés siempre es mucho mas facil en la lengua materna.

Empezo a hacer la eco. La estudiante en practicas que estaba con nosotras era la que siempre esta con mi gine, asi que le fue contando como habia ido todo hasta ese momento. La gine española le pregunto como sabia que habia solo una placenta, porque segun ella le parecia que eran dos. La chica le dijo que lo vieron claramente al principio del embarazo, que ahora era imposible verlo por el tamaño que habia alcanzado todo ya. Ella seguia diciendo que segun la posicion de los bebés, ella pensaba que habia dos placentas. A mi me extraño porque en ningun momento desde que descubrieron que eran trigemelos dudaron de si era una placenta o mas. Pero no dije nada. La estudiante en practicas estaba mas seria de lo normal y solo me miraba.
Bueno, pues acabo la eco, la gine española me dijo que estaba todo estable. Me dijo que me preparara para una eco vaginal para ver el cuello del utero. Mientras tanto, mi tia le pregunto como lo veia todo y cuantas semanas podria aguantar en un embarazo como el mio. Y la señora no tuvo ningun reparo en mirarme a la cara y decirme: "Tu de seis meses no pasas". Jamas habia conocido a una ginecologa tan negativa y estupida como lo fue ella. Empezo a contar que una amiga suya tuvo tres bebés catorce años atras y que si, que estaban todos bien, pero que se les notaba que "son mas lentos". Me quedé de piedra!.
Una mujer embarazada, ya no solo en un embarazo como el mio, sino en cualquiera, lo que necesita es el apoyo de su ginecologo/a, palabras de animo, de esperanza, mas que nada porque no hay nada en el embarazo que lleve a pensar que algo va a salir mal. Pero ella insistia e insistia diciendome que de los seis meses no pasaria, que era imposible, que estos embarazos son muy complicados, etc. Encima me dijo que a los ginecologos y a los pediatras no les gustan los trigemelos porque siempre traen muchas complicaciones. Perdona???. Yo estaba tan alucinada que no pude decirle nada. Me parecia una falta de ética, de profesionalidad, de humanidad, tan grande y asustadora, que no pude responderle.
Lo unico que hice fue pedirle permiso para ir al servicio a orinar antes de que me hiciera la eco vaginal. Entré en el servicio y mirandome en el espejo me calmé a mi misma, le pedi a Di*s que me ayudara, le dije que solo confio en El, que sé que si El me ha enviado a mis trigemelos es porque voy a ser capaz de sacarlos adelante y de aguantar lo maximo posible. Le dije a mis triges que todo va a estar bien, que vamos a aguantar muchas semanas, todas las que podamos, a pesar de lo que esa "señora" estaba diciendo. No me gusta la gente negativa y mucho menos cuando se trata de mis triges!. No voy a aceptar que alguien intente meterme esas ideas en la cabeza, jamas!.
Volvi, me hizo la eco vaginal y salimos de alli. En seguida llamé a mi marido para contarle todo y el, al igual que yo, dijo que Di*s es mayor que todo lo que esa "señora" diga.

Cuando volvi a tener una eco con mi gine de siempre, no le comenté nada de lo q me habia dicho la española, pero estoy convencida de que la estudiante en practicas le comento algo porque cuando fue a darme la proxima cita le dije que por favor no me diera mas citas los viernes porque preferia que me viera siempre ella. No me dijo nada, solo me miro, sonrio y me dio las gracias.
La chica en practicas me miro y sonrio. Y mi gine empezo a darme animos y motivos para tener esperanza.

Ademas, la gine que me lleva los analisis y demas, vino a ver la eco porque estaba deseando ver a los triges, y después me llevo a su consulta porque tenia también cita con ella. Me dijo que por mi talla y mi peso tengo muchas mas posibilidades de aguantar mas tiempo que si fuera mas bajita o muy delgada. Mido 1,80m y mi peso normal es de 80kg. Vamos, que soy bastante grandona, y me han dicho que eso, sumado a que soy joven, es buena señal para que el embarazo pueda llegar mas lejos.

Siempre he estado decidida a aguantar lo maximo posible, pero vamos, después de todo lo que dijo la gine española, ya le he dicho a mis triges que vamos a llegar a la semana 34 solo para darle a ella en los morros!. Y en cuanto pueda me presentaré un viernes en su consulta para enseñarle a mis triges sanos y fuertes. Vamos, hombre!.

Para una gine española que hay... mas hubiera valido que fuera muda!

2 comentarios:

  1. Joer qué rabia chica! como dices tu, encontrate un compatriota es una alegria, pero hay veces que piensas que ya podria seguir en casita trabajando y no haberse cruzado contigo! Hay que ver, que poca humanidad....
    Asi que nada, solo por joder, minimo hasta la 34 eh? jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaiza, si aun no lo has hecho, te invito a leer el otro post que hay dedicado a Teresa, la ginecologa española. Jejeje. Un abrazo!

      Eliminar