10 jun. 2014

quién soy?

Mi nombre es Ana Vanesa, aunque prefiero que me llaméis solo Ana. No es por nada, es que si voy andando por la calle y alguien me grita "Vanesa!!", ni siquiera miraré hacia atras. Supongo que como muchas otras, es una costumbre alimentada con el paso del tiempo.
En agosto cumpliré 34 años. Naci en Melilla, España, la ciudad mas bonita del pais (qué voy a decir yo, verdad?). Actualmente vivo en Bruselas (Bélgica), llevo aqui cerca de cuatro años. Mi marido, Ricardo, de nacionalidad brasileña, vino en busca de trabajo porque, como a muchos otros, nos asusto la crisis que estabamos viviendo en España.Gracias a Di*s nos fue bien y él no ha parado de trabajar. Aproximadamente veinte dias después de que se viniera para aca, me vine yo con nuestro primer hijo, Ricardo, que acababa de cumplir dos añitos.
Mi hijo nacio en Melilla, como yo. Nacio en una fecha bastante curiosa, el 8 del 8 del 2008. Yo estaba en la habitacion 208 del hospital y a pesar de haber empezado el parto con rotura de bolsa, contracciones regulares dolorosas y dilatar al maximo, me bajaron a quirofano para una cesarea, sabéis a qué hora?, a las 8 de la mañana!. Jejeje. Mi hijo nacio redondo como un 8, peso 4,820 kg y midio 55 cm. Tuve que llamar a mi madre para que me trajera ropita de 3 meses porque todo lo que habia llevado en la bolsa le quedaba pequeño.
Mi niño, es super responsable. El hecho de vivir en un pais distinto, lejos de familiares y amigos intimos, le ha convertido en el segundo hombre de la casa y ha tenido que asumir responsabilidades que seguramente en España, rodeados de seres queridos, jamas hubiera tenido que asumir. En agosto cumplira seis años, habla castellano, portugués-brasileño y francés; es inteligente, muy responsable, educado, tranquilo.
Poco tiempo después de llegar aqui me quedé embarazada de mi segundo retoño. En la semana 37 de embarazo me comentaron que el bebé ya pasaba de los 3,500 kg y que si llegaba a la semana 40 seria otra cesarea. Asi que decidimos provocar el parto de 37+3 para intentar un parto vaginal. Todo salio bien y nacio mi pequeño Samuel, travieso como él solo. No tiene miedo de nada, todo lo contrario que su hermano, que es bastante asustadizo y temeroso. Eso si, ambos son tremendamente cariñosos. O mas bien pegajosos, como la madre que los pario, vaya.
Samuel acaba de hacer dos años y medio y me tiene loca. Menos mal que el 1 de septiembre empieza el cole...

Yo ya tenia ganas de quedarme embarazada por tercera vez. Sinceramente, me encantaba la idea de tener una hija. Pensé que con dos nenes ya era hora de intentar ir a por la niña. Y, al igual que en los embarazos anteriores, con tan solo un intento me quedé embarazada. Sé que muchas mujeres tienen problemas para quedarse embarazadas y tienen que recurrir a las nuevas tecnologias y la ciencia para hacer realidad sus sueños. Por este motivo, cada dia le doy gracias a Di*s por haberme dado esta facilidad. Algunas mamis dicen que es un privilegio quedarse embarazadas sin tener que recurrir a nada mas que al marido, pero no es verdad, el privilegio es tener a un bebé tan deseado y querido entre los brazos, verle la carita por primera vez, mirarle a los ojos fijamente y sentir que la vida ha cambiado por completo y que jamas nada volvera a ser como antes. Ese es el privilegio, y es el que todas las mamis tenemos. TODAS.


4 comentarios: