11 jun. 2014

Que son niños!!

Con esto de contaros mi experiencia tengo tantas cosas en la cabeza que se me ha olvidado contaros lo que senti cuando me enteré de que esperaba tres niños.

Como ya os dije, tenia el deseo de tener una hija. Ese fue el motivo que mas me movio a la hora de intentar un tercer embarazo.

El dia que la ginecologa me dijo que parecian ser niños no lo senti, no me dio tristeza pensar que la niña deseada no habia llegado. En realidad, a esas alturas ya era completamente consciente de los riesgos de mi embarazo, asi que lo unico que me preocupaba era saber que todo estaba bien con los bebés.
Siempre digo lo mismo y es asi, si estuviera esperando solo un bebé si me hubiera encantado que fuera niña, pero después de saber que son tres y que es un embarazo de alto riesgo y demas, lo unico que queria era que me dijeran que estaban con salud y todo estava evolucionando perfectamente.

Mi marido deseaba que fueran niños, eso si. Jejeje.
El que me dio mas lastima fue mi hijo Ricardo. Con el susto que le dimos con la noticia de que iba a tener tres hermanitos o hermanitas y decirnos que no queria niños, como le ibamos a decir la verdad?.
Le dijimos que era mas chulo tener hermanitos porque cuando crecieran iban a formar entre todos un equipo de futbol sala, y que él haria el papel de entrenador y sus hermanitos le iban a respetar mucho. Parece que eso le convencio mas, jejeje.
Aun asi tenia la mosca detras de la oreja. "Mama, seguro que no me van a pegar cuando sean grandes?". Yo le expliqué que cuando ellos tengan "edad de pegar", él ya sera muy grande y no le van a poder pegar. Parece que se quedo mas tranquilo...

Por otro lado, pensar en lo que nos vamos a ahorrar en compresas, cremas, maquillajes, gomitas, pincitas, lacitos, etc, etc, etc, ya es un alivio jejejeje.

Y claro, podremos utilizar la mayoria de las cosas que usamos con Ricardo y Samuel.
Y no solo eso, al ser tres bebés a la vez parece que la gente se solidariza mas y estan mas dispuestos a aportar su granito de arena... pero eso os lo cuento en el proximo post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario