9 jul. 2014

24+2 Mezcla de sentimientos

Tenia cita a las 11:30am. Como era viernes, yo sabia que mi ginecologa, la que siguio mi embarazo desde el comienzo, la doctora Guizani, no estaria. Esta vez iba a hacerme la eco la doctora Cos, Teresa, la ginecologa española. Salio a avisarme de que tardaria un poco porque estaba ocupada con otra paciente.
Casi una hora mas tarde de la hora en que estaba citada, pude entrar a la sala de ecografias. Alli estaba la doctora Cos acompañada de dos chicas. No las conozco por sus nombres, son tantas las personas a las que he conocido a lo largo de estas semanas que es imposible recordar los nombres de todos. Eso si, cada vez que entro en ginecologia me salen amigos por todas partes sin necesidad de "Donetes" ni nada jejejeje.
Mi mayor preocupacion era saber si los tres corazones estaban latiendo y fue lo primero que la doctora me confirmo. "Los tres estan latiendo", me dijo. Lo unico que supe hacer fue soplar y decir, "menos mal!". En mi interior, le di gracias a Di*s.
Haciendo un resumen de todo lo que la doctora Cos me dijo durante la ecografia, os diré que "Tercero" es el que, en principio, tiene mas problemas. Por un lado, Teresa me dijo que no le gustaba mucho la situacion de "Tercero" porque al parecer estaba sufriendo mas, aunque no me explico nada mas. Es el mas pequeñito de los tres, segun ella, con bastante diferencia de tamaño con "Primero", que es el mas grandecito. En concreto, entre "Primero" y "Segundo" hay una diferencia de tamaño del 19%, y entre "Primero" y "Tercero", del 33%. En realidad no sé hasta donde ésto puede significar un problema o qué tan grave es. Ella me dijo que era una diferencia bastante grande.
Teniendo en cuenta mis experiencias anteriores con la doctora Cos, con todo lo negativa que fue la primera vez que me vio y me hizo una eco, ya no sé si pensar que realmente ella es asi de negativa normalmente o que es cierto que las cosas con "Tercero" no van bien. Pero sabéis qué?, "Tercero" es el que mas se mueve de los tres, no para quieto!, y yo creo que eso nos demuestra a todos las ganas que tiene de seguir adelante y es como una forma de demostrar que esta luchando y que él puede con todo esto y va a salir adelante junto con "Primero" y "Segundo". De hecho, creo que "Tercero" sera el que mas me haga correr el dia de mañana...
Ademas del tamaño, la doctora Cos me dijo que habia descubierto un pequeño problema en el corazon de "Tercero". Me dijo que era algo muy ligero y que teniamos que seguir controlando para ver si se confirmaba la lesion. Que si era lo que ella pensaba, tiene facil solucion y no hay por qué recurrir a una cirujia. Me dijo algo asi como que tiene una arteria mas estrecha de lo normal. Pero que no me preocupe, que aun es pronto para hacer un diagnostico y que lo unico que debemos hacer es seguir vigilando en las ecos posteriores.
También me dijo que, a pesar de que después de una cirujia como la que nos hicieron por la TFF lo mas normal es que los bebés desarrollaran una anemia, que en este caso eran unos vencedores porque no tenian nada de anemia, ninguno de ellos y que eso era una buenisima noticia.
Y con respecto a las cantidades de liquido amniotico, "Segundo" y "Tercero" seguian con las mismas cantidades que tenian, 6 y 7 respectivamente, y eso es magnifico. Sus cantidades de liquido estaban muy bien. Y "Tercero", que antes de la cirujia tenia poco mas de 1 y la semana anterior a esta eco ya habia aumentado hasta 3, estaba con 3,7, lo que significaba un avance importante para él.
Asi que, por un lado, estaba la "mala" noticia de la diferencia de tamaño, a lo que yo realmente no le doy tanta importancia sabiendo cuanto "Tercero" esta luchando y sintiendo que es el mas inquieto de todos. Y el ligero problema de corazon del que teniamos que tener una confirmacion en las siguientes ecos.
Por otro lado la alegria de saber que las cantidades de liquido amniotico estaban bien y que los triges no tenian anemia.
La doctora Cos también me dijo que dos semanas mas tarde empezariamos con la maduracion, para ayudar a que los pulmones de los triges se desarrollen mejor en las ultimas semanas para evitar posibles complicaciones posteriores al nacimiento. Aunque ella me dijo que intentaran que los bebés aguanten el maximo de tiempo posible dentro de mi vientre y que ella estaba segura de que llegariamos al menos a la semana 30.
Sali de la consulta sintiéndome rara. Era una mezcla de sentimientos positivos y negativos que realmente no podia permitirme por el bienestar de mis trigemelos y el mio propio. Llamé a mi marido para explicarle todo lo que me habia dicho la doctora, porque él estaba trabajando. Cuando le dije lo del tamaño y lo del corazon de "Tercero" me pregunto: "Qué doctora te ha visto?". Cuando le dije que habia sido la ginecologa española me dijo que  ni se me ocurriera hacer caso, que ya sabemos lo negativa que ella es. Yo creo que ella hace su trabajo y tiene el deber de explicarme todo lo que ve, pero por otro lado, tanto mi marido como yo sabéis lo espirituales que somos, nos guiamos mucho por la fe que tenemos, y no nos gusta para nada ciertos comentarios o actitudes que esta doctora tiene. Mi marido intento animarme y restarle importancia a las noticias negativas haciendo hincapié en las positivas.
Luego me llamo mi madre. Le dije que estaba todo bien. Por supuesto que no iba a darle ninguna noticia negativa estando a miles de kilometros de mi y la preocupacion que ésto le podia causar.
El caso es que llegué a casa bastante afectada por las noticias negativas. Mis hijos Ricardo y Samuel llevaban un dia malisimo, portandose fatal, estaban acabando con mi paciencia. Y entre una cosa y otra, una de las veces que tuve que levantarme de la cama para llamarles la atencion, no pude ni regañarles porque rompi a llorar. Pobrecitos, les dio tanta pena verme asi... Ahora lo pienso y sé que no debia haber reaccionado asi frente a ellos, pero en ese momento me fue imposible evitarlo. Samuel se puso a llorar conmigo y me miraba haciendo pucheros que casi le impedian hablar, y me decia: "Mama, no cupes", que significa, "Mama, no te preocupes". Y me decia "Mama, no llores, vale?. Yo no lloro mas. Tu no lloras mas". Me sequé las lagrimas y le dije que no ibamos a llorar mas ninguno de los dos. Le sonrei y se quedo tranquilo. Me dedico una sonrisa mirandome fijamente a los ojos, me abrazo y le dije que se fuera al salon con el tete a ver los dibujos animados y asi lo hizo. Cuando me dejo sola en mi dormitorio, me puse a llorar como una niña pequeña, aunque intentando no hacer el minimo ruido para que los niños no se dieran cuenta. 
Pocos minutos después noté que mi corazon estaba latiendo mas deprisa de lo normal, lo logico cuando uno llora y aun mas estando embarazada. En seguida comprendi que no podia permanecer en ese estado por mas tiempo, que le estaria haciendo mal a mis triges y eso si que no podia consentirmelo. Asi que me relajé y me acosté para intentar descansar. Los niños vinieron a acostarse conmigo y en seguida estaban los dos fritos. Yo pude descansar y cuando me levanté ya me habia calmado y estaba mas positiva.
Lei todos los mensajes de animo y de buenos deseos que me habian enviado los miembros del grupo "Llama a la matrona" y "Partos Multiples, una locura maravillosa" y me animé muchisimo mas. Son de tanta ayuda siempre... Me dijeron cosas tan bonitas, me pasaron tantos mensajes positivos que me llenaron de energia positiva por el resto del dia. Es una maravilla recibir mensajes tan esperanzadores de personas que no me conocen cara a cara pero que se ponen en mi lugar y saben qué decirme para que me sienta mejor. Y siempre lo consiguen y eso es de agradecer.
El caso es que llegado el momento de llorar, no pude evitarlo. Pero me desahogué, me sirvio para que Di*s supiera todo lo que estaba sintiendo y para rezarle aun con mas sinceridad y voluntad. Siempre he pensado que los momentos dificiles nos sirven para intimar aun mas con nuestro Señor y eso nos hace levantarnos y continuar luchando con fuerzas y esperanza.
Después de aquel momento, solo podia pensar en que las cantidades de liquido estaban bien y que mis triges no tenian anemia. Que ellos estaban vivos y no paraban de moverse y sintiendo cada uno de sus golpecitos dentro de mi vientre, fui consciente de que ellos estaban alli, luchando por ellos y por mi.

3 comentarios:

  1. Holaaa! continua con tu positivismo! DIOS nunca nos abandona! ya veras que tus trigues nacerán bien sanotes y bellos, en su debido momento! Gracias por seguir informándonos como siguen ustedes! un enorme abrazo y besos desde Rep. Dominicana!

    ResponderEliminar
  2. Veras que todo saldra bien!!!! Los tigres estan bendecidos por el Señor y uds. tambien!!! Siempre se positiva eso es lo mejor que puedes hacer. Te mandamos un fuerte abrazo desde Peru, yo y mis gorditas =)

    ResponderEliminar