27 jul. 2014

27+3 ESPERANDO EL ALTA



Buenos dias!. He dormido fenomenal. No sé quién invento eso de "dormir como un bebé", todas tenemos o conocemos bebés que despiertan cada dos horas para alimentarse o porque echa de menos los brazos calidos de mama. He dormido profundamente, he soñado y me he levantado a las 7 y poco totalmente descansada.
A las 7:55 las matronas ya estaban en la habitacion. Me han mirado la temperatura, que estaba bien, como siempre. Luego me han puesto los monitores, mision practicamente imposible cuando se trata de controlar los corazoncitos de tres bebés a la vez. Generalmente son unos rebeldes y se mueven tanto que la señal de sus corazoncitos se pierde con mucha facilidad. Pero esta mañana, a pesar de que se han movido bastante, (creo que estaban bailando el "Asi soy yo" de Kiko Rivera, que gracias a Di*s lo bailan pero no lo escuchan), se han dejado controlar los corazones durante media hora!! algo inédito!!. La matrona que me ha puesto los monitores estaba tan impresionada y tan contenta que incluso ha llamado a su compañera para que viniera a ver lo bien que los triges se habian portado.
Cuando me han quitado los monitores ya estaba la bandeja del desayuno esperandome sobre la mesa, aunque antes de empezar me he colocado en un vaso un poco de zumo de naranja que tengo guardado en la neverita para tomarme las vitaminas. En la bandeja venian cuatro rebanadas de pan integral, dos tarrinas de mantequilla, una de queso de untar y otra de sirope de frutas. El sirope de frutas es la primera vez que lo veo, es como una mermelada pero mucho mas liquida. Estaba rica. He untado el queso y el sirope en dos rebanadas de pan para hacerme un sandwich. En las otras dos me he puesto mantequilla. También habia una taza vacia, que al preguntarme la matrona si queria café o té, he elegido café y ha ido a llenarme la taza. Le he añadido dos tarrinas de nata liquida y dos sobres de azucar. También me he tomado el tetrabrick de leche que venia en la bandeja. Cuando he terminado con el pan y sus rellenos, me he comido el yogur natural azucarado. Total, un desayuno como los que yo necesito, abundante, para empezar el dia con mucha marcha, que diria Leticia Sabater (no sé a qué viene acordarme de ella con lo mal que me cae, jejeje).
Ahora estoy sentada en la mesa comun que hay en el centro de la habitacion y que podemos compartir mi compañera y yo. No tengo internet, asi que escribo todos los post para subirlos al blog cuando llegue a casa y tenga acceso a la red. Echo de menos internet, echo de menos a mi familia en España, a pesar de que con mi madre hablo diariamente, incluso mas de una vez, y ella mantiene informada al resto de la familia. Echo de menos a mis amigas de siempre, que estan tan lejos... Si las tuviera aqui seguro que no me dejaban sola en el hospital ni un momento.
Echo de menos mi casa, a pesar de tenerlo todo por medio! jejeje. El viernes que viene, dia 1 de agosto, si Di*s quiere nos entregan la llave del piso donde nos vamos a mudar. Es una planta baja que me va a venir de maravilla, con tres dormitorios. No veo la hora de entrar y dejarlo todo preparado para la llegada de los triges, aunque espero que nos den el tiempo suficiente para acabarlo todo antes. No sé si mi marido tendra que pintar el piso, espero que no. Generalmente me gusta tener todas las habitaciones blancas porque son mas luminosas, dan la sensacion de agrandar las habitaciones y son mas faciles de combinar con cualquier otro color. Pero esta vez me gustaria pintarle a mis niños y mis triges las habitaciones de otro color, aunque nos vamos a ver tan apretados de tiempo que seguramente lo dejemos para mas adelante.
Pero sobre todo y por encima de todos, echo de menos a mi marido y a mis niños. Esta mañana los he llamado a las 8:30 para que mi marido fuera vistiendo a los niños para ir a la tienda a recoger los regalos de los triges de la lista que puse en la tienda. Ya estaban todos levantados, jugando encima de la cama. Mi hijo mayor, Ricardito, me ha dicho que le han picado los mosquitos, pero que papa ya le habia echado cremita. Que ha sido la culpa de papa por haber dejado la ventana abierta. Me cachis!. Y se escuchaba a Samuel de fondo "mama, a mi también me han picado los mosquitos en la espalda". Jejeje. Os lo creéis?.
Me acaba de llamar mi marido. Es que le tengo que querer!. Se supone que deberia estar en la tienda a las 10 para recoger las cosas de los triges. Pues son las 10 ahora y me ha llamado desde la casa de la tia de mi padre para decirme que ya ha recogido todo y lo va a dejar alli en casa de la tia hasta el dia 1 que nos den la llave del piso y podamos llevarnoslo todo. La pobre, si no fuera por lo que nos esta ayudando con los niños y con todo, no sé que hubieramos hecho. Y esta triste porque el dia 2 de agosto se va 15 dias de vacaciones a España y no va a poder echarnos una mano con la mudanza. Pero bueno, yo tampoco voy a mover un solo dedo, asi que le toca todo a mi marido. Seguramente llamara a un compañero de trabajo para que le ayude.
En principio no tenemos muchas cosas que llevarnos al piso nuevo porque los muebles los vamos a comprar. Quitando las tres cunas, un mueble cambiador y la litera para los niños, que nos lo regalan la tia de mi padre y sus hijos. Asi que en principio compraremos lo basico, armarios para todos, un sofa cama en condiciones para que mis padres puedan dormir agustito cuando vengan para el parto y poco mas. La cocina esta completamente equipada, asi que ni siquiera tenemos que llevarnos nuestra nevera, que ya es una carga menos. Los muebles que dejemos en el piso se los venderemos a los nuevos inquilinos, dos compañeros de trabajo de mi marido. Lo unico que tenemos que llevarnos es la cama de matrimonio que la compramos hace poco, una mesa cambiador que la compramos cuando nacio mi Samuel y esta nueva, un organo que tengo porque quiero aprender a tocarlo y poco mas. Eso si, solo de ropa es una auténtica locura!. Que parece poco, pero entre la ropa y las cosas de la cocina mi marido va a tener un buen trabajo.
La verdad es que estoy deseando que nos mudemos y dejarlo todo preparado. No veo la hora de colocarme frente al armario de mis triges y empezar a colocar sus cositas.
Mis niños estan como locos pensando en su nuevo dormitorio. Eso de dormir en una litera les fascina, aunque me ha extrañado mucho que Samuel, el pequeño, me haya dicho "mama, yo duermo abajo que arriba me caigo!!". Jajaja. Me extraña con lo "salvaje" que es, pero bueno. Seguramente al final él va a tener mas coraje que Ricardito para subirse en la cama de arriba, con lo cagueta que es mi mayor, jejeje.
Ayer la tia de mi padre los llevo al parque toda la tarde y me conto que a Ricardito, que va a cumplir 6 años dentro de 13 dias, le daba miedo tirarse por el tobogan, mientras que Samuel no queria parar de tirarse. Siempre han sido asi, al mayor le da miedo todo y al chico todo lo contrario, no le da miedo nada.
Bueno, pues nada, a ver si me dicen algo de darme el alta que como sigan sin venir me veo escribiendo aqui durante horas y horas, jejeje.
No sé si vendran a hacerme una eco antes de irme... Luego os cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario